Parque Biblioteca Titiribí

El Parque Biblioteca Juan Bautista Montoya y Flórez del municipio de Titiribí, lleva el nombre de uno de los pioneros de la medicina en Colombia, nacido en este municipio el 21 de abril de 1867, quien se dedicó al estudio de la bacteriología cuando trabajó en el Instituto Pasteur en París.

Este parque biblioteca también es sinónimo de desarrollo con inclusión social, pues el lugar ha tenido, desde sus inicios, un uso predominantemente educativo y cultural, y ha sido disfrutado por personas de todas las edades. A esto se debe el estrecho vínculo emocional de los habitantes de Titiribí con el Parque.
Titiribí es un municipio ubicado en el suroeste antioqueño, en una tierra montañosa, con inmensas laderas cultivadas de café, caña y plátano, y con una riqueza natural importante. La cabecera municipal está encallada en medio de la montaña, en su plaza principal sobresale el Parque Biblioteca. Su diseño estuvo a cargo de los arquitectos Nicolás Hermelin y Andrés Castles, quienes lograron integrar la nueva edificiación al paisaje.

Las características geográficas e históricas de Titiribí hicieron que el desarrollo del proceso constructivo fuera exigente en todas sus etapas, desde el diseño hasta la construcción. Cada detalle fue estudiado con detenimiento, de ahí que uno los principales materiales utilizados fueran los bloques arquitectónicos decorativos Blanco-Arena que se usaron en la fachada, piezas únicas en el mercado por su tamaño, sus acabados y sus cualidades de fábrica, confirmadas por el arquitecto Andrés Castles: “bloques con bordes definidos, sin tolerancias, ni irregularidades”. Además, su color, como dice el arquitecto Nicolás Hermelin, presenta calidez en su composición mineral, logrando las tonalidades de la tierra y las arenas de la zona.

Estos materiales fueron producidos por Adoquin-Ar, empresa ubicada en el suroeste de Antioquia, lo que facilitó el proceso constructivo y, de alguna manera, como afirma uno de sus arquitectos, hizo que fuera como “construir con las piedras del lugar”.

Así mismo, la atemporalidad de este material permite que su diseño perdure en el tiempo y que la obra se vea como parte del municipio y de la cultura marrón que predominó en la cerámica de la Antioquia prehispánica. Además, otra de las ventajas del uso del Blanco-Arena de Adoquin-Ar en esta obra, fue que no requirió de acabados especiales como recubrimientos o pinturas, con lo que se logró una economía en los procesos, al tiempo que se protegió el medio ambiente. Y si lo miramos desde la bioclimática, el material tiene unas fortalezas para el control de la temperatura en espacios con aglomeraciones de personas, otro de los puntos clave que anotan sus arquitectos.

Finalmente, la obra del Parque Biblioteca de Titiribí es hoy una realidad que disfrutan sus habitantes; el conocimiento y la cultura se concentran en un edificio armónico con su entorno que abre una nueva ventana al paisaje.

Compartir

Otros proyectos

Close

Solicite una cotización

Por favor, diligencie el siguiente formulario
para poder brindarle asesoría personalizada en su proyecto

¿Qué están buscando?





OFICINA PRINCIPAL Y PLANTA

Vía Suroeste (Ant.) KM 30

Medellín - Colombia

PBX: 8472382 Cel: 313 643 5582

E-mail: comercial1@adoquinar.com
comercial2@adoquinar.com

MUESTRA COMERCIAL SHOW ROOM

Cra 42# 75-83 Itagui Autopista Sur

Ideo - Centro de Diseño y Construcción

Medellín - Colombia

Cel: 320 690 1992

E-mail: comercialideo@adoquinar.com

©Adoquinar Todos los derechos reservados.